Artroscopia de tobillo

¿Qué es la artroscopia de tobillo?

La artroscopia de tobillo es una operación muy avanzada, en la cual introducimos instrumentos muy pequeños en varias incisiones en diferentes partes del tobillo, lo cual la hace una cirugía mínimamente invasiva con la cual podemos tratar el tobillo y diferentes padecimientos y afecciones en diferentes partes del cuerpo de nuestros queridos pacientes.

En lo que se refiere al tobillo como en la rodilla, empezamos haciendo procedimientos muy sencillos y actualmente hemos ampliado nuestro menú de procedimientos que podamos hacer por artroscopia.

Incluso en el en el tobillo, se puede hacer una artroscopia por delante, es un procedimiento   que también podemos en la parte posterior para abordar padecimientos del Tendón de Aquiles o de la parte posterior del tobillo, esto lo hace un procedimiento mucho más amplio y en dónde podemos utilizar la artroscopia para fines diagnósticos y de tratamiento, que antes no podíamos hacer.

¿Para qué padecimientos se utiliza?

 Los padecimientos principales para los que usamos la artroscopia de tobillo, es la remoción de cuerpos libres en lesiones osteocondrales y nos asiste también para las reconstrucciones de ligamentos laterales del tobillo y  ligamento deltoideo del tobillo.

 Podemos hacer intervenciones de pinzamientos posteriores, podemos hacer también diferentes abordajes o técnicas para ̈ tendinitis aquileas ̈.

 Entonces en realidad, es un procedimiento que hace unos 15 años se utilizaba únicamente para quitar cuerpos extraños o sacar piedras de origen óseo del tobillo, actualmente tenemos  una amplia gama de procedimientos diversos, que podemos realizar.

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios de la artroscopia de tobillo, como de cualquier procedimiento artroscópico van a ser que a través de pequeñas incisiones podamos hacer procedimientos que anteriormente se tenían que hacer a través de incisiones grandes y con grandes tiempos de inmovilización y de recuperación, por lo cual disminuimos los tiempos de tratamiento quirúrgico y reducimos también nuestros tiempos de recuperación y de rehabilitación, facilitando el regreso de los pacientes a sus actividades normales.

¿Qué puedo esperar antes y después de la cirugía?

¿Qué debe de esperar el paciente antes y después de una artroscopia de tobillo? Primeramente qué es un procedimiento mínimo invasivo el cual se realizará únicamente a través de dos incisiones muy pequeñas y el que para el paciente es una cirugía ambulatoria, la cual va a entrar en la mañana y va a salir a mediodía. Es una cirugía que generalmente es poco dolorosa, entonces el manejo analgésico del dolor va a ser muy fácil a través de medicamentos muy comunes y que la fisioterapia la vamos a empezar a los tres o cuatro días. Esto hace que el paciente siempre tenga una recuperación mucho más rápida, que cuando se utilizan procedimientos abiertos.

¿Qué riesgos implica para el paciente?

Como todas las acciones humanas el hecho de salir de la casa a la calle, todo implica un riesgo evidentemente, la situación de un quirófano aumenta esa posibilidad de riesgo.

 Lo primero y más importante es el avance de la técnica y la pericia que hemos ido adquiriendo a lo largo de muchísimos años, lo cual se traduce en ver minimizados esos riesgos.

Concretamente en el tobillo,  hacemos  ver a todos los pacientes y  cuyo conocimiento tienen que firmar el consentimiento informado antes de la intervención son; complicaciones derivadas fundamentalmente de que se pueda dañar un nervio sensitivo a través de los portales por donde entramos en el tobillo y que pudiera llegar a dañar un nervio, está tan estudiado que yo no recuerdo haber tenido ninguna complicación este sentido. Como cualquier intervención quirúrgica se puede sufrir una infección, en el tobillo francamente no la conozco, así como en las articulaciones si, en el tobillo no y como también en el resto de intervenciones quirúrgicas, sobre todo en las que trabajamos con el procedimiento de isquemia, se puede llegar a producir una trombosis, por eso a todos los pacientes se les administra anticoagulante en el periodo post operatorio, para que esto no ocurra.

Postoperatorio de la artroscopia de tobillo

El postoperatorio va a depender del tipo de procedimiento quirúrgico que hayamos aplicado, si es un procedimiento sencillo el de una artroscopia sin demasiada complicación, cómo puede ser del atrapamiento anterior o incluso el tratamiento de una condropatía de un defecto del cartílago. Habitualmente  el paciente no queda ingresado por la noche, sino que ingresa paciente por la mañana y por la tarde se puede ir a casa, al principio en casa recomiendo la primera semana un período de reposo bastante intenso, el paciente puede estar con la pierna elevada en la horizontal, en la cama o en el sofa. Puede desplazarse con la ayuda de muletas, pisando, poniendo el pie en el suelo, aunque no con toda la carga, para desplazamientos mínimos como el que supone ir al baño o reunirse en el comedor con el resto de la  familia, pero guardar bastante reposo con aplicación de frío casi constantemente.

La primera revisión se hace a la semana y a partir de entonces retirando, si se ha hecho, porque ya habitualmente no ponemos puntos o ponemos puntos de papel. Si se ha puesto un punto de seda porque creo necesario cerrar más herméticamente la herida, se retira y se autoriza la carga normalmente, ya sin muletas, aunque la carga tiene que ser progresiva en principio parcial y cada vez con mayor intensidad.

La tercera semana es una vuelta progresiva a la normalidad.  A partir de la tercera semana, se extiende el alta definitiva, advirtiendo que lógicamente, aunque sea una alta tipo médico, una articulación como la del tobillo que soporta todo el peso del cuerpo y que ha sufrido la agresión que supone una intervención, se sugiere al paciente cuidarse durante un tiempo más prolongado. 

Si el procedimiento ha sido más complejo, por ejemplo un artrodesis, claro es que,  estamos hablando de cosas muy importantes dentro de la cirugía de tobillo y el procedimiento se prolonga muchísimo más, este procedimiento es un tanto escaso, se realizan muy pocas artrodesis a cabo del año, requiere una recuperación total aproximadamente de dos meses.